Leyendo ahora
Cómo limpiar tu rostro correctamente en 5 sencillos pasos

Cómo limpiar tu rostro correctamente en 5 sencillos pasos

Un lavado de cara efectivo parece bastante simple, pero ¿realmente sabes cómo hacerlo?

Lavarte la cara correctamente para obtener resultados consistentes será más efectivo con estos cinco pasos (y consejos adicionales), te ayudarán a adoptar una rutina diaria óptima de lavado de limpieza para mantener una piel suave, tersa y radiante.

La mejor rutina es la más sencilla. Estos pasos ya comprobados, sólo toman unos minutos, pero si los sigues fielmente, lograrás resultados notables.

1.Comienza con las manos limpias.

Este paso es esencial, pero a menudo se pasa por alto. Dado que tus manos acumulan suciedad y gérmenes durante todo el día, lávalas siempre con agua tibia y jabón antes de tocarte la cara o los productos para el cuidado facial.

2. Retira por completo el maquillaje y de forma suave.

Siempre que te hayas maquillado, utiliza un desmaquillador formulado para hacer frente a los cosméticos de ojos, labios y bases de maquillaje. Cubre todas las áreas cuidadosamente y no lo frotes, deja que el desmaquillante haga su trabajo. Inspecciona tu rostro cuidadosamente para asegurarte de haberte quitado todo el maquillaje, incluso alrededor de la línea del cabello, donde la base puede esconderse y acumularse. Si a veces encuentras restos de maquillaje en toallas o quizás la funda de tu almohada, probablemente necesites tomarte un poco más de tiempo con este paso.

3. Aplicar limpiador facial y enjuaga con agua tibia.

Para limpiar tus poros y eliminar las células muertas de la piel, utiliza tu limpiador facial como indica la etiqueta. Ten cuidado de no lavar con demasiada fuerza o durante demasiado tiempo. La mejor técnica consiste en utilizar suaves movimientos circulares con las yemas de los dedos. Cubre todo tu rostro con limpiador, incluida la zona T, la línea de la mandíbula y la línea del cabello. Luego enjuague bien con agua tibia, se recomienda temperatura para la piel del rostro.

4. Sécate la cara con palmaditas con una toalla suave.

Trata este paso como un relajante acto de cuidado personal. Sécate la cara con palmaditas suaves con una toalla limpia y ultra suave, nunca frotes.

5. Realiza tu rutina de cuidado de la piel, incluida la hidratación.

Después del lavado, puedes continuar con tu rutina de cuidado de la piel. Tanto por la mañana como por la noche, un humectante facial de calidad es imprescindible para mantener la piel con un aspecto fresco y una sensación de hidratación y comodidad. Para tu rutina matutina, una crema hidratante con SPF incluido de al menos 30 cumple una doble función y te ahorrará tiempo.

Te puede interesar

CONSEJOS marie claire-

Personaliza tu rutina

Es posible que los métodos de tu mejor amig@ no sean los adecuados para ti. Asegúrate de elegir limpiadores faciales y otros productos formulados para tu tipo de piel y condiciones específicas. Irás descubriendo qué funciona mejor cuando se trata de tu piel.

La consistencia es la clave

Para tener un cutis claro y saludable, la mejor manera de lavarse la cara es crear un ritual relajante que funcione para tu y luego seguirlo consistentemente cada día y noche. Si lo aplicas, luego de un par de semanas nos lo agradecerás.

Escrito por: @leoruizcastell


FASHION GROUP DISEÑO Y PUBLICIDAD, S.A. de C.V.

Calle Bradley 21. Colonia Anzures, 11590 Ciudad de México (México)

 

Volver arriba